Esta celebración, declarada por la Asamblea en 1999, buscar reconocer la gran contribución -a menudo ignorada- que millones de emigrantes hacen a la economía y al desarrollo de los países en todo el mundo, y al mismo tiempo revisar los desafíos que la migración presenta para el futuro. Según datos de la ONU , se calcula que más de 175 millones de emigrantes -más del 2% de la población mundial- viven y trabajan en un país que no es el de su nacimiento o ciudadanía. Se incluyen en esta cifra, trabajadores emigrantes, refugiados, personas en busca de asilo, e inmigrantes permanentes.

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Internacional del Migrante

18 de diciembre de 2018

La migración es un poderoso motor del crecimiento económico, el dinamismo y la comprensión. Permite que millones de personas busquen nuevas oportunidades, lo que beneficia por igual a las comunidades de origen y de destino.

Sin embargo, cuando está mal regulada, la migración puede intensificar las divisiones entre las sociedades y en el seno de cada una de ellas, exponer a las personas a la explotación y el abuso, y socavar la fe en el gobierno.

Este mes, el mundo dio un paso adelante trascendental con la adopción del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular.

El Pacto, que cuenta con el respaldo abrumador de los Miembros de las Naciones Unidas, nos ayudará a hacer frente a los verdaderos desafíos de la migración y a cosechar, a la vez, sus numerosos beneficios.

El Pacto se centra en las personas y encuentra su fundamento en los derechos humanos.

Apunta hacia mayores oportunidades para migrar de forma legal y hacia una acción más enérgica para reprimir la trata de personas.

En el Día Internacional del Migrante, emprendamos la ruta prevista en el Pacto Mundial: la de lograr que la migración sea beneficiosa para todos.

(Fuente: www.org.onu.pe)